“In a Heartbeat”; la única tesis que te llegara al corazón.

“El corazón quiere lo que el corazón quiere.”

Puede que creas que es otra canción de Selena Gomez pero no… estamos hablando del slogan de “In a Heartbeat”. Un short Film animado que ha enternecido al mundo entero en tan solo 4 minutos y 6 segundos; “In a Heartbeat” se cuenta la historia de Sherwin, un tímido chico que goza de ver a lo lejos a su crush de la escuela; es su adorable corazón el que lo hace pasar infinidad de locuras para revelarle su amor al encantador Jonathan… claro sin permiso de Sherwin.

El proyecto fue financiado en una campaña de Kickstarter  en el 2016 con la meta de alcanzar 3 mil dólares en tres horas para contratar a un editor de sonido. Sorprendentemente al final se alcanzaron 14 mil dólares y eso ayudo a que los estudiantes Beth David y Esteban Bravo de la Universidad Ringling de Arte y Diseño en Florida presentaran su tesis… sí, leíste bien. Este precioso y emotivo video es la tesis de un par de estudiantes que sin duda no pensaron que llegaría a tocar el corazón de muchas personas. El corto fue semifinalista a “Mejor Filme Animado Domestico” en los Oscar Estudiantiles de 2017 y al parecer se ha presentado en algunos premios LGBT como el FM LGBT Film Festival y no descartan en hacerlo participar en las nominaciones del Oscar del próximo año.

“Queremos dar un mensaje de amor y aceptación de uno mismo a todos los niños y jovenes que tienen dificultades para identificarse como LGBT.

 

Que sea un short animado gay dio mucho de que hablar en redes sociales como Tumblr y Twitter, que fueron los primeros encargados para que el fenómeno de “In a Heartbeat” llegara a ser tendencia en Youtube en su primer día de reproducción, hasta ahora. El pelirrojo Sherwin y su adorable corazón; cuentan con 13 millones de vistas en Youtube en su tercer día y no dejan de recibir elogios y reseñas positivas tanto en el público como en la comunidad cinematográfica.

Lo brillante de “In a Heartbeat” es que ingeniosamente te hacer revivir la inocencia, el nerviosismo, la emoción irracional y la ternura del primer crush, sin necesidad de diálogos o una historia muy compleja. No obstante el corto también te hacer crear empatía por todos los chicos que como “Sherwin” temen al rechazo, a los murmullos y a las miradas que tienen que enfrentar frente a los demás al ser catalogado como “Diferente”. Dato que hace al corto inigualable y una verdadera joya en plena época de los derechos de la comunidad LGBT.

Sherwin junto a su tierno corazón, nos recuerdan lo inocente y adorable que es el amor y gracias a Jonathan nos hace ver que no siempre es una guerra perdida. Una vez que termines de ver este adorable corto, estarás de acuerdo en que hay algunas peleas que son absurdas y que al final es tonto querer ocultarlo, querer contradecirlo porque…

El corazón quiere lo que quiere.

  • Facebook

  • Twitter

  • Archivos